Necesidad de la Reforma Tributaria. El problema de la Rémora Fiscal


Por: Patricia Inés Faraoni – Contadora Pública – 

A través del TÍTULO VI dentro del Libro II de la ley 27.260 en los artículos que van desde el 77 al 80, se crea una Comisión Bicameral para el estudio de las cuestiones necesarias a modificar en nuestro sistema tributario. Esta comisión, estará conformada por 15 diputados y 15 senadores, que tendrán que ser representativos de la pluralidad partidaria y tendrá como objeto el análisis y evaluación de las propuestas de reforma del SISTEMA TRIBUTARIO NACIONAL que elabore el Poder Ejecutivo. Estas propuestas deberán estar orientadas (de acuerdo a lo que indica la ley) a:

Fortalecer la equidad de la presión tributaria.
Profundizar su progresividad.
Simplificar su estructura y administración.
Fortalecer la complementariedad y coordinación federal.
Propender al establecimiento gradual de las reformas, dotando de mayor previsibilidad a la acción del Estado en la materia en función de reducir los gastos de incertidumbre del contribuyente.

Se obliga al Poder Ejecutivo a través de lo normado en el art. 78 a remitir las propuestas dentro de los 365 días de conformada la Comisión Bicameral, pero nada dice de cuánto es el plazo para que esta última se conforme.

A su vez se faculta a la comisión para solicitar a los organismos de regulación y/o control competentes en la materia tributaria toda la información que contribuya al logro de sus objetivos.

Por último y como punto importante, en el art. 82 segundo párrafo se faculta a esta comisión para que instrumente los mecanismos necesarios para asegurar la participación de universidades, academias, organizaciones sociales y solicitar la colaboración y asesoramiento de personas, instituciones y organismos especializados en la materia objeto de tratamiento.

A partir de esta decisión que ha tomado el Congreso y el Poder Ejecutivo nos gustaría mencionar las cuestiones que son de urgente tratamiento y solución:
Actualización de la escala del impuesto a las ganancias dispuesta en su artículo 90. El fenómeno de la rémora fiscal .Asimismo la actualización de diferentes topes existentes en diferentes leyes, como los $20.000.- por auto, la exención de derechos de autor, los 1500 de alquileres en IVA, etc.

El flagelo de la factura apócrifa.

La necesidad de eliminación o al menos arbitrar los mecanismo necesarios para otorgarle al Convenio Multilateral mayor certeza jurídica para los contribuyentes en el impuesto sobre los ingresos brutos. Asimismo la necesidad de establecer mecanismos para frenar facultades abusivas de los fiscos provinciales, sobre todo cuando se trata de determinar a los agentes de retención y/o percepción y la base de cálculo que están tomando para el cálculo de las mismas. Es dable destacar en este punto,, que existen jurisdicciones que no toman como base el coeficiente que surge del contribuyente para su jurisdicción, sino que toman el total país, lo que torna totalmente abusivo este tipo de normas.

Equiparación de la deducción especial incrementada para los autónomos en comparación de los trabajadores en relación de dependencia.

Excesiva presión fiscal, Existe una necesidad por hacer más equitativa la presión fiscal.

Directivas BEPS, lo que se viene en el impuesto a la renta y la tributación internacional, triangulación y precios de transferencia.

La lista puede seguir…

reforma-tributaria2

*Art. 77. “ Créase, en el ámbito del Poder Legislativo nacional, la “Comisión Bicameral para la Reforma Tributaria”. La misma estará integrada por quince (15) diputados y quince (15) senadores, elegidos por sus respectivos Cuerpos respetando la pluralidad y proporcionalidad en la composición de los distintos bloques políticos y asegurando la inclusión de éstos cuando estuvieren conformados por cinco (5) o más legisladores.”

En esta oportunidad uno de los temas que mas nos preocupa y queremos desarrollar, es el conocido con el nombre de RÉMORA FISCAL.

Es sin lugar a duda un fenómeno que nos ha afectado a la mayoría de los argentinos. Vamos a poner primero unos de los tantos ejemplos que tenemos en nuestro sistema tributario para ejemplificar:
Sabemos que el impuesto a las ganancias para las personas humanas consagra una alícuota progresiva, que va por tramos de imposición, lo que está establecido en el artículo 90 de la ley del impuesto a las ganancias a saber:

Art. 90. Las personas de existencia visible y las sucesiones indivisas -mientras no exista declaratoria de herederos o testamento declarado válido que cumpla la misma finalidad- abonarán sobre las ganancias netas sujetas a impuesto las sumas que resulten de acuerdo con la siguiente escala:

ESCALA APLICABLE DESDE EL PERÍODO FISCAL 2000

Escala aplicable periodo fiscal 2000

Esta escala se aplica desde el período fiscal 2000. Vamos a ver que ocurrió a nivel inflación desde dicho período hasta el período fiscal 2015, tomando los índices oficiales que publicaba el INDEC del índice de precios al por mayor nivel general.

Este índice tiene para el período que utilizamos como referencia que sería desde enero del 2000 hasta diciembre de 2015 (el último índice definitivo que tenemos publicado a la fecha de edición del presente libro, es el de septiembre de 2015):

Índice de cierre – septiembre de 2015 = 992,14

Índice de inicio – enero del 2000 = 104,59

Coeficiente de actualización: 9,49

Lo que implicaría que si actualizamos la escala que actualmente está vigente del artículo 90, al 31/12/2015, nos tendría que quedar así (redondeamos el coeficiente en 10 para mayor claridad del lector):

ESCALA FICTICIA PARA  EL PERÍODO FISCAL 2015

escala periodo fiscal 2016

Dado esta escala de actualización, pongamos un ejemplo de una persona humana, que durante el ejercicio 2015, tuvo una base imponible de $ 650.000.- el impuesto determinado ascendió a $214.000.-, cuando que con nuestra nueva escala confeccionada con los índices del INDEC, debería haber sido de $ 124.600.- es decir que tuvo un incremento de su impuesto de $ 89.400.- lo que representa un 71,75% más de lo que realmente tendría que haber pagado y esto atienda el lector que reitaramos estamos tomando los índices confeccionado por el INDEC.

Veamos otro ejemplo para ilustrar el tema

Marisa Pareto de profesión deportista, obtuvo:
En el año 2000 una renta neta sujeta a impuesto de $85.000.-
Impuesto determinado en el año 2000: $17.850.-

En el año 2015 su renta neta sujeta a impuesto es de $850.000.-
Impuesto determinado en el año 2015:$284.000

Observemos que el incremento de su ganancia neta sujeta a impuesto es de 10 veces, que equivale aproximadamente a la inflación del período de acuerdo al IPIM, como dijimos en párrafos anteriores. Sin embargo el impuesto del año 2000, representa um 21% de su ganancia neta sujeta a impuesto y en el año 2015, representa un 33,41%. Ese incremento de alícuota, es lo que se conoce con el nombre de rémora fiscal, ya que el no tuvo un incremento genuino o en términos reales de su poder adquisitivo o de su capacidad contributiva, sino que sigue siendo la misma, sin embargo dado la situación legal que no se actualiza la escala del impuesto, tiene un incremento sustancial de la alícuota a la que está alcanzado y por ende el importe que le queda para consumir es menor en términos reales.

Sin lugar a dudas, este situación desalienta al contribuyente a pagar en forma correcta sus impuestos y genera una altísima presión fiscal en los sectores de menor capacidad contributiva que intentan pertenecer un 100% al circuito de la economía formal de nuestro país.

Comentarios: